Las alas de Emily Dickinson

El vuelo de la lechuza

emily-dickinsonCasi todo lo que se sabe de Emily Dickinson (Amherst, Massachusetts, 1830-1886) está escrito en sus poemas y en la correspondencia que mantuvo prácticamente con las mismas personas a lo largo de toda su vida.

La vida de Emily Dickinson, como su poesía, es ambigua y está profundamente marcada por dicotomías y ambivalencias. Precisamente es eso lo que la hace especial: la estricta e inquebrantable moral puritana por la que se regía con celo su familia no pudo contener el impulso abierto, libre por naturaleza, que dibujó sin descanso el rumbo de toda su vida. Frente a la inmovilidad y los códigos se alzaba con una fuerza preciosa un espíritu fuerte y decidido, ávido de conocer y conocerse, un espíritu empeñado en dar un sentido a todo aquello que vivía.

Dickinson creía con firmeza en la palabra. Cada palabra, cada sílaba incluso, tenía su propia fuerza casi mística capaz…

Ver la entrada original 1.558 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s