La búsqueda en la poesía: “Los caballos” de Ted Hughes y “Ariel” de Sylvia Plath

El vuelo de la lechuza

Plath.jpgAnd now I

foam to wheat, a glitter of seas;

[Y ahora me hago espuma en trigo, resplandor de mares]

Sylvia Plath, Ariel (traducciones propias)

El 26 de febrero de 1956, en la fiesta de lanzamiento de St. Botolph’s Review –revista literaria que vería la luz por primera y última vez aquel año–, Ted Hughes (West Riding of Yorkshire, 1930-Londres, 1998), que había terminado sus estudios en Cambridge, conoció a la estadounidense Sylvia Plath (Boston, 1932-Londres, 1963), que estudiaba allí con una beca. Aquella noche de febrero se conocieron y en junio celebraron la boda.

Por aquella época ambos tenían muy clara su vocación poética: Plath había ganado unos cuantos concursos de poesía y Hughes ya tenía publicados, bajo pseudónimo, varios poemas en revistas como Granta. Un año después de la boda, en 1957, Hughes, alentado por Plath, publicaría su poemario The hawk in the rain (El halcón…

Ver la entrada original 1.622 palabras más

Martin Heidegger y la crítica a la modernidad

El vuelo de la lechuza

HeideggerLa dicotomía entre metafísica, por un lado, y técnica, por otro, parece dominar sobre muchas de las discusiones actuales en torno al destino de la humanidad, principalmente en aquellas que conciernen a la decisión sobre el lugar de su esencia. Así, las posibilidades parecen barajarse entre dos extremos: una posición a favor de una defensa rígida de la tradición, alejada de los vicios de la progresiva mecanización del mundo, en la que el hombre sólo puede concebirse bajo la sombra de una esfera mayor, sea Dios o la Naturaleza; y otra, en oposición, que podría resultar más familiar a nuestra época: aquella que asume la centralidad del individuo y su libertad como punto de partida esencial para el progreso y el desarrollo. De esta manera, en el clamor del debate, ambas posturas aparecen como irreductibles y lo suficientemente excluyentes como para que no haya posibilidad para perspectivas intermedias.

Ver la entrada original 1.066 palabras más

Cioran: “La filosofía es un correctivo contra la tristeza”

El vuelo de la lechuza

Lágrimas y santos CioranEl devenir entero no es sino un suspiro cósmico. Nosotros somos las heridas de la naturaleza, y Dios, un Tomás incrédulo. 

Contrariamente a lo que suele pensarse, a pesar de la temible y casi procaz contundencia de sus sentencias, de la oscuridad de algunos de sus fragmentos y de su clarividencia a la hora de escrutar los vastos y temibles abismos humanos, Emil Cioran no abogó nunca por despedirse prematuramente de la vida, por ahogarse en los más tristes y onerosos cienos de la existencia: más bien luchó por asumir nuestra condición de seres en el límite, de seres en la medianía (que pueden serlo todo y ser también nada), una condición tan potencialmente encomiable como despreciable, y aceptar que la vida es un constante e inevitable juego de extremos en el que el punto medio raramente se da.

Se publica en español una de sus obras cumbre, a…

Ver la entrada original 997 palabras más

El arte del clown: la representación del otro yo

El vuelo de la lechuza

Clown 1.jpgEl pasado 8 de septiembre, Carlos Gutiérrez Bracho defendió en la Universidad Autónoma de Madrid su tesis doctoral Miradas desde el desierto. Hacia una poética existencial en el arte del clown. Los doctores José Luis García Barrientos y Juan Carlos Gómez Alonso se encargaron de dirigir la tesis, la cual obtuvo la calificación máxima: sobresaliente cum laude. Su autor presentó una conferencia poco después en la misma institución. El arte del clown se expuso como la figura que encarna la marginalidad cómica y la figura del otro yo en la representación de la escena.

La tesis nace como consecuencia de una experiencia escénica, vinculada al desastre minero de Pasta de Conchos, México, el 19 de febrero de 2006. Carlos Gutiérrez Bracho representó una obra teatral de trasfondo crítico respecto de ese tema. De esta forma tuvo que asumir un papel, tanto dentro como fuera del escenario, que para…

Ver la entrada original 1.334 palabras más

El debate escondido sobre la ley de cabeceras de cuenca

CELENDIN LIBRE

En las últimas semanas hemos sido testigos del inicio de una campaña intensa de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE) en contra de la protección de cabeceras de cuenca. Esta campaña tuvo un espacio importante en el último Perumin de Arequipa1 – con el pretexto de la promulgación de la Ley N° 30640, que modificó el artículo 75 de la Ley de Recursos Hídricos.

Lo que no se ha dicho con claridad en el debate es que la posibilidad de declaración de intangibilidad de “las cabeceras de cuenca de donde se originan las aguas” se encontraba ya establecida en la Ley de Recursos Hídricos, desde el año 2009. Sobre ello, la ley 30640 solo ha realizado una precisión: que la protección establecida es para aquellas cabeceras en donde se originan “los cursos de agua de una red hidrográfica”.

Como, hasta la fecha, ninguna cabecera de cuenca…

Ver la entrada original 1.203 palabras más

Verano todavía

félix molina

Literatura y… arte / música

Europa después de la lluvia – II (Max Ernst, 1940-42), Noche transfigurada, Op. 4, movimiento Sehr ruhig (Arnold Schönberg, 1899)

Ir a descargar

Verano todavía, aún, por poco,

el viento esparce su enésimo auditorio de chicharras

y hay una luz que miente al corazón cansado:

Plenitud –dónde–. Quizás advenimiento.

Se adivinan bocetos de una risa enjaulada

entre las hojas inmediatas del ocre más postrero.

Queda, sí, esta ilusión, pero el recuerdo

rozando, quebrador,

de los recién fusilados que liban en las sombras.

© félix molina, del texto

Max Ernst, pintor, es también el fascinante creador de estas Tres novelas en imágenes, bellamente editadas por Atalanta.

Arnold Schönberg, músico, es también el poeta, junto con Albert Giraud, de Pierrot Lunaire:

Ver la entrada original

Isak Dinesen: “No puedo escribir nada que valga algo si no rompo antes con el paraíso”

El vuelo de la lechuza

isak-dinesenIsak Dinesen (Karen Blixen: Rungsted, Dinamarca, 1885-Rungsted, 1962) es una de esas escritoras cuya obra puede dividirse en bloques muy claros. Están, por una parte, sus ensayos (como el que envió a su hermano Thomas sobre el matrimonio), los poemas y, sobre todo, sus textos sobre África y sus cuentos, aparte de su única novela: Vengadoras angelicales. Ganó varios premios literarios en vida, fue nombrada miembro de la Academia norteamericana e incluso fue propuesta dos veces al Nobel de Literatura.

Parte de la vida de Karen Blixen es de sobra conocida por la película dirigida por Sydney Pollack para Universal Pictures en 1981. Se trata de una romántica versión de los dieciséis años que pasó en la colonia inglesa, que luego sería Kenia (con intervalos de estancias en Dinamarca), y cuya base se encuentra en su obra Memorias de África, en las historias narradas en Sombras de hierba y…

Ver la entrada original 2.623 palabras más