La faceta narrativa de Walt Whitman: una vida puesta en relatos

El vuelo de la lechuza

Relatos Whitman.jpgWalt Whitman (1819-1892) ha sido uno de los escritores más idealizados y ensalzados, casi hasta la santidad, por sus devotos lectores. La trabajosa y por momentos peliaguda historia de su formación como escritor, así como su fuerte y decidido carácter, hicieron de él un personaje muy reconocido y respetado en el siglo XIX estadounidense. A la vez, la férrea doctrina moral  que defendió y la trayectoria profesional de Whitman despertaron no pocas envidias, comentarios y resquemores, y no le faltaron los detractores y furibundos enemigos.

Además de su obra poética, bien conocida por la celebridad de Hojas de hierba (1855), Whitman fue un prolífico autor de textos en prosa en los que resulta sencillo rastrear los avatares de su biografía, y, lo que es más interesante, sus creencias y conflictos internos. Hasta hace poco, se pensaba que el único texto narrativo extenso –la única novela– que había escrito Whitman era 

Ver la entrada original 1.324 palabras más

Anuncios

El itinerario intelectual de Nietzsche

El vuelo de la lechuza

NietzscheEn cuanto al plural desarrollo y amplia crítica que su legado despertó y sigue despertando, Friedrich Nietzsche (1844-1900) ha sido sin duda uno de los pensadores más fructíferos de la historia de la filosofía. Aunque no en pocas ocasiones huyó de encasillamientos definitivos (nunca renegó de su formación como filólogo, pero tampoco quiso serlo sin más, al igual que tampoco deseó ser llamado, sin más, “filósofo”, por las connotaciones casi sacerdotales que encierra el término), resulta indudable que su obra encierra un fondo eminentemente reflexivo, si bien siempre acompañado de un claro y característico componente literario –lo que hace de su prosa una de las más creativas y atractivas de cuantas poblaron el universo cultural alemán del siglo XIX–.

Al contrario que otros autores que le habían precedido, la intención principal de Nietzsche no fue la de crear un sistema, la de sacar a la luz la “verdad revelada”…

Ver la entrada original 1.147 palabras más

V Jornadas Libertarias y 1era Feria de Libro y Propaganda Anarquista – Arequipa

Perú Libertario

“Amigxs, queremos hacer extensiva la invitación a las V Jornadas Libertarias y 1era Feria de Libro y propaganda Anarquista (Marzo – Arequipa 2018) con el motivo de abrir debates en torno al pensamiento libertario así como temas de actualidad relacionados con el cuestionamiento y la critica.
Dentro de las actividades habrán conversatorios, talleres, exposiciones, concierto, etc.
Están invitadxs pues a participar y afilar nuestras ideas. Salud!

PRONTO MAS INFO SOBRE LUGAR Y LAS TEMÁTICAS A DESARROLLAR”

Agrupaciones libertarias en Arequipa que participan en el evento: 

Ver la entrada original

[PDF] “Tempestad en los Andes” (1927) de Luis E. Valcárcel y una reseña de Gamaliel Churata

Perú Libertario

Entre los archivos que me envió la compañera Sandy, hay una carta de Gamaliel Churata dirigida a Luis E. Valcárcel, es un documento poco conocido que se conserva en el Museo de la Nación. En dicha carta, Churata le agradece a Valcárcel el envío de su libro Tempestad en los Andes al que considera un trabajo admirable. Asimismo, en el Boletín Titikaka (enero, 1928) Churata publica una reseña elogiosa acerca de este libro. Ambos documentos, la carta y la reseña, son muy valiosos porque dan cuenta del vínculo fraterno que hubo entre los dos intelectuales más vigorosos del sur peruano.– Wilmer Kutipa Luque. 

Doctor Luis E. Valcárcel
Cuzco.

Innumerables circunstancias de vario carácter nos vienen impidiendo la salida del Boletín “Titikaka” y por esta razón hasta ahora me privo de poner mi opinión sobre “Tempestad en los Andes”, su libro admirable, por cuya remisión y amable y vibrante dedicatoria le doy…

Ver la entrada original 1.059 palabras más

El nacimiento de la lírica: la hermosa Safo

El vuelo de la lechuza

Simeon Salomon 1862.jpgSafo, de Simeon Salomon (1862)

A veces la historia hace un guiño y con sorna señala un hecho en ese cúmulo de insignificancias que jalonan anodinas la trayectoria colectiva humana, para convertirlo en un acontecimiento cuya trascendencia sólo se comprende en el porvenir, a la vista de sus efectos. Así, resulta sorprendente que lo que hoy se llama poesía, esa que acaricia el alma y abre el corazón para permitir entrever en la intimidad el arrobamiento, la pasión, el dolor o la ternura, haya nacido en Grecia con la voz de una mujer recitando sus versos al son de una lira, como si fuera una indicación simbólica de que este género literario habría de convertirse en el que mejor expresase el lado femenino del ser humano, exhibiendo las emociones y arriesgándose a dejar al descubierto el flanco débil, al exponer sin defensa la herida que somos.

Ver la entrada original 2.036 palabras más