Contemas, tercera serie: las ramas se mueven

félix molina

Una tercera serie | 30 nuevas ramas

Comenzaron como la sombra de una máquina de mecanografiar colgada (por otra mano, no la mía) en un tronco. Perduraron como la señal olvidada entre frutales, la sorpresa y el pálpito del mundo. Continuarán como todo lo que encierra la llaga de un árbol: aquí encontramos el territorio de la perplejidad por lo infinito, sea el sueño (consumeros de sueños, presencia) o la basura (la eternidad en un minuto). Por lo nuevo, aunque siempre sea antiguo (Faustus, la expendedora, la tarificación del aire). Por lo horrible o lo ambiguo (en la noche, ambigüedades), lo apenas confesado pero ya expreso (salto) o lo sutil por evidente (Sherezade, mientras calla).

Treinta inquietudes vuelven a agitarse como ramas, pendientes del mismo centro de asombro, de la misma incertidumbre. Una procesión…

Ver la entrada original 176 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s