El coyote hambriento, rey poeta y primer lírico americano

El vuelo de la lechuza

Una de las grandes sorpresas que depara el estudio de la literatura prehispánica en América es que disuelve el frecuente prejuicio de que la poesía lírica, debido al grado de refinamiento cultural que conlleva en el uso de la palabra, nació en Europa y, desde allí, se trasladó al nuevo continente cuando la colonización aseguró el dominio de la lengua de los conquistadores por encima de los idiomas autóctonos. Parece como si la soberbia de la razón europea (que manejamos a veces con total ingenuidad) pudiese admitir sin problemas que los pueblos aborígenes tuvieron una poesía mítica, cantos rituales de transmisión oral con los cuales explicaban sus cosmogonías y el origen de la especie humana, porque ya desde La nueva ciencia de Vico quedó establecido que la “época de los dioses” constituye el estadio más bajo de civilización en la historia de cualquier pueblo, esa edad todavía infantil en la…

Ver la entrada original 1.910 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s