¿Te imaginas un reloj con hambre atrasada…?

Poesía de Lucio Data

¿Te imaginas un reloj con hambre atrasada...?          xx
Encogiéndose, farfullando sus tripas/espiral mientras avanzan las agujas, velamen, aspas de los demás artilugios que comen/barruntan apretándolo en su eje, conocimiento, barriga hasta saltársele los engranajes/cuernos. Abatido su corazón/bolsa del esperma de las esperanzas formidables/geniales de sus engendros genitales... Así es la liberación del oprimido. Así queda el mecanismo del opresor. Destrozado/aniquilados, borrados del mapa... Como la ciudad de Cartago por el Imperio Romano. -Que por cierto, sigue estando allí, en Roma/el poder-. Pero siempre aparece alguien con su libro sagrado de mitos, cuentos y leyendas que lo arregla/recompone... y vuelta a empezar, a rodar. Por eso el mundo es redondo del mismísimo uso que se le da y lo desgasta maleable como el que más... ¿Te has fijado cuántas cosas tienen forma curva/redondeada? ¿Te has mirado a los ojos/ las gotas de sangre, odio, sudor...? ¿Has visto la…

Ver la entrada original 677 palabras más

Anuncios

La impronta literaria de Ortega y Gasset

El vuelo de la lechuza

OrtegaQuienes redactamos estas líneas hemos escuchado que Ortega y Gasset fue un plasta. Quizá sean personas que hablan a humo de pajas, desconocedoras incluso de El espectador, donde anotamos el Ortega más literario, nada plasta y desde luego cortés, queremos decir claro. Nos referimos a una frase del inolvidable madrileño que nos complace, aquella en que quiso destacar que en la claridad reside la cortesía del filósofo. Y añadimos que la brillantez expositiva se afirma en muchos autores en menoscabo de la necesaria claridad, pero no en Ortega.

Esa cortesía no ha sido compañera de algunos grandes pensadores. Recordemos, por ejemplo, a Hegel. No obstante, también tenemos otros que han aunado profundidad y amenidad. Tal el caso de Schopenhauer, y así es que hayamos leído en Parábolas y aforismos que el de Danzig es uno de los filósofos más conocidos fuera del ámbito de los…

Ver la entrada original 820 palabras más

Federico García Lorca y el precio de la transgresión poética

El vuelo de la lechuza

LorcaLa poesía no necesita ser ni militante política ni explícitamente contestataria para convertirse –como sentenció Gabriel Celaya– en “un arma cargada de futuro”. Ella es por esencia transgresora, en la medida en que rechaza transmitir una verdad única y universal, como sí hace la filosofía. En cambio, se abre a las infinitas posibilidades de un perspectivismo elaborado siempre desde una sensibilidad y una sensualidad determinadas, de modo que, por definición, atenta contra el orden establecido y es percibida como una rebelde sin causa. El poeta reniega de la salvación y –según dice María Zambrano– “vive en la condenación, la extiende, la ensancha, la ahonda”, porque “la poesía es realmente el infierno”. A causa de esto, resulta socialmente peligrosa, en especial para los gobiernos totalitarios, aun cuando se trate de versiones aparentemente suavizadas, como la dictadura educativa propugnada por Platón. No es de extrañar que el…

Ver la entrada original 2.472 palabras más

despertar

félix molina

contema sesenta y cinco

¿Recuerdas? Nuestra casa era la única encendida. Se oían las bombas. Lejanas. Difusas. Exactas. Se escuchaban, como una música que envolvía nuestros pasos: los coreografiaba casi. Pero la seguridad se volvía cuenco bajo los labios, menuda y húmeda como el alimento.

Es extraño el silencio, embovedando los restos de muro, de puertas, de ventanas; no se oyen gritos ya en este vecindario. Tranquilo, se apresura en briznas que se suspenden en el aire: ausencia de susurros, ausencia de voces que maldicen, que cantan, de los jadeos de la agonía. El silencio.

Cuesta acostumbrarse a los días, y es peor en las noches. Los aviones transcurren entre las estrellas, ya no siembran su carga en este barrio, vuelan sobre su humanidad callada o amordazada, se regocijan en la paz inerme de sus plazas deshechas y sus nuevos baldíos.

No hay nadie. Hay nadie. No se cruzan los…

Ver la entrada original 93 palabras más

La muerte de Kafka

El vuelo de la lechuza

Cartas al padre Kafka Alianza.jpgLa obra, La construcción, La guarida (“Der Bau”, en alemán): “Parece que ha quedado bien […] en realidad no conduce a ninguna parte”. Es este el principio de un final, el comienzo de uno de los últimos relatos de Franz Kafka, una mirada atrás, un vistazo inacabado a su producción literaria. Un narrador en primera persona nos sumerge con él, nos arrastra cogidos del pescuezo hacia las profundidades del mar de dudas y obsesiones del autor. “Sé que mi tiempo está contado”. El protagonista, un roedor, sabe tan bien como Kafka que su final está cerca. Nos lo susurra al oído un ruido misterioso. “Ese ruido es relativamente inocente; ni siquiera lo oí cuando llegué, aunque ya existía con anterioridad”. Una presencia ubicua, una amenaza que, por más que la busca, no encuentra por ninguna parte porque está en él. Lo escribe gravemente enfermo de tuberculosis, y…

Ver la entrada original 2.505 palabras más

…AMOR, DIME…

DENTRO DE MIS SUEÑOS...

shutterstock_552102910-796x531

…AMOR,

¿POR QUÉ TE QUIERO TANTO?

NO VACILO NI POR UN SEGUNDO

DE ESTE SENTIR LIMPIO Y PURO

QUE TANTO ENVIDIAN LOS ASTROS…

…AMOR,

SIN TÍ PIERDO LA NOCIÓN DEL TIEMPO,

LOS DÍAS SON NUBLADOS,

Y LAS BRUMAS TAPIZAN LOS CAMPOS

QUE AÚN VERDEAN LAS ESTACIONES DE MI CUERPO…

…AMOR,

PIÉRDETE EN MIS OJOS DE SALVIA

Y TE TRANSPORTARÁN A UN LUGAR LLENO DE MAGIA

DONDE YA COEXISTE ETERNA

MI TERNURA JUNTO A LA TUYA…

…AMOR,

BAILEMOS AL SON DE DE LOS VIOLINES,

RÍTMICO CUERPO A CUERPO,

ANTES DE CAER RENDÍDOS

AL FRESCO Y HÚMEDO ROCÍO DEL ALBA…

…AMOR,

CONTÍGO CONSTRUYO PUENTES

PARA QUE LOS PASEEMOS MILLONES DE VECES

MANO CON MANO,

¡PÁLPITO VENTUROSO DE MI VIDA!…

…AMOR,

DÍME,

¿POR QUÉ TE QUIERO TANTO?…

M.A.

Ver la entrada original