La impronta literaria de Ortega y Gasset

El vuelo de la lechuza

OrtegaQuienes redactamos estas líneas hemos escuchado que Ortega y Gasset fue un plasta. Quizá sean personas que hablan a humo de pajas, desconocedoras incluso de El espectador, donde anotamos el Ortega más literario, nada plasta y desde luego cortés, queremos decir claro. Nos referimos a una frase del inolvidable madrileño que nos complace, aquella en que quiso destacar que en la claridad reside la cortesía del filósofo. Y añadimos que la brillantez expositiva se afirma en muchos autores en menoscabo de la necesaria claridad, pero no en Ortega.

Esa cortesía no ha sido compañera de algunos grandes pensadores. Recordemos, por ejemplo, a Hegel. No obstante, también tenemos otros que han aunado profundidad y amenidad. Tal el caso de Schopenhauer, y así es que hayamos leído en Parábolas y aforismos que el de Danzig es uno de los filósofos más conocidos fuera del ámbito de los…

Ver la entrada original 820 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s