Entrevista a Iñaki Alegría, director médico del hospital rural de Gambo en Etiopía – El reto de sobrevivir en Etiopía

Cooperacio amb alegria

Entrevista a Iñaki Alegría, director médico del hospital rural de Gambo en Etiopía – El reto de sobrevivir en Etiopía

Una entrevista para dar a conocer la enorme labor que se realiza en el hospital de Gambo.

Quiero destacar el gran trabajo de las más de 300 personas que hay trabajando día tras día.

Los auténticos héroes invisibles son cada uno de los trabajadores anónimos que forman el hospital. Es para mí un gran honor, un auténtico placer poder trabajar con un equipo tan maravilloso.

A cada uno de ellos quiero dedicar estas líneas, son los auténticos héroes invisibles, por ellos estoy en Gambo, porque son un equipo maravilloso, formidable, excepcional

Una entrevista para acercarnos a Etiopía, para conocerla, para romper mitos y estereotipos.

Descubre el reto de dar a luz en Etiopía,

Para la madre supone jugarse la vida para no morir en el parto,

Para el…

Ver la entrada original 93 palabras más

POEMA #2: NOCHE Y DÍA

ESCRIBE EN MÍ

72a23b769599f3ba740afb020a420259

Imagen de Pinterest

Esta noche quiero regalarte un verso triste

para el amor que ya no existe.

¿Sabes?

Mejor dejémoslo en empate

sabes claramente que nadie ganó este combate.

Yo,

Ya me cansé de esperarte.

El amor se fue

y ninguno pagó por su rescate.

De madrugada, el corazón ya va mejor,

ya no me arde cuando late.

Solo me duele al recordarte.

Suena el despertador.

Miro mi alrededor.

Llegó el curador y se fue el dolor.

Hoy, quiero escribirte un poema de amor.

Yves Olipas

Ver la entrada original

POEMA #4: AMOR MUSICAL

ESCRIBE EN MÍ

c38cfc6c34db0383dd118e41ca3cfcdc

Imagen de Pinterest

Dos vibraciones dicen que somos, como cuando

alguien toca dos cuerdas de una guitarra.

Resonando uno al otro para crear armonía.

Miles de sonidos y lo único que oigo son los

ecos de tus besos que llegan hasta mi alma.

Fatigado, en silencio mi corazón te busca, en

silencio te encuentra, cantándote una a capela.

Solicito mirarte a los ojos, para leer las

partituras que me llevan a una grande sinfonía.

La tarde entra y los acordes van bajando al

compás de tu risa.

Sigamos conquistando melodías hasta quedar

un solo violín rasgando la existencia, hasta la

última nota…

Yves Olipas

Ver la entrada original

en la noche

félix molina

contema sesenta y siete

Miren, lo de que me dejen de abonar todavía un sueldo es apenas una minucia en la que no repararé; tampoco les afeo el que trabajase muchas horas de más, casi que lo contemplo en el cupo de mi destino. Sé que el desapego con lo que llaman sus hijos les imponía mi ocupación, y a seleccionarme dedicaron un buen tiempo. Fue en balde.

No les quiero reprochar la ausencia de luz en casi todas sus habitaciones, ni siquiera la nula decoración, que nubla incluso el sentido, a pesar de que disponen de todo el dinero del mundo para adornar sus vidas. El que construyeran esos habitáculos para, digamos, sus hijos, es algo que me inquieta, pero que sobrellevé hasta ahora. Y no hablo de lo excéntrico del alimento, ni de las deshoras de las actividades de los, llamémoslos así, niños.

Mi vida apenas da más…

Ver la entrada original 111 palabras más