Plaga de langostas -03 by j re crivello

Barcelona / j re crivello// Escritor y Editor / Fundador de Masticadores

Un ruido seco me saco del sueño. Luego otro y así sucesivamente hasta descubrir que provenía desde la puerta de la habitación.

— ¿Quien?

—Son las 10. Los gritos del conserje paulatinamente se escuchaban más potentes.

—Se acuerda que me dijo le despertara ¡para ir a los gallos! Me incorpore y le abrí. “¿Está lejos eso?” –le dije al gordo de la recepción. Ud. debe salir a la derecha y sin dejar la vista continuar a poniente, verá que se encontrara con un galpón de techo de lata ondulada. Ahí mismo, golpee con fuerza. Le abrirá un grandullón. Dígale que va de parte de la posada.

—Vale. Me vestí. Me pase el peine y baje las escaleras. Era de noche, el frescor encanecía los muertos. Llegue rápido al final de la calle y tal como me lo había descrito, un galpón alto y grisáceo con una entrada grande me cerraba…

Ver la entrada original 1.762 palabras más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s