Como escribir desde el rio de la vida by j re crivello

Barcelona / j re crivello// Escritor y Editor / Fundador de Masticadores

Hacer patatas fritas es una ciencia, mi Tía Rita primero las pelaba y cortaba y luego las envolvía en un saco de harina de los antiguos de panadería, y se iba al patio y las movía arriba abajo para que saliera toda el agua. Mi vecino que era uno de los Dolan le espiaba pues mi tía no tenía cuidado que en cada ir y venir de su blusa en pleno verano se desplazaba dejando que el espía gozara de unas formas atrevidas. Luego regresaba y ponía una sartén de color marrón quemada por fuera, como si a nuestra familia en cada visita al cielo nos hubieran obligado a pasar por un infierno espantoso. Luego ya caliente –vecino y aceite- las patatas bailaban, crepitaban, soñaban con el plato del niño fisgón. En aquellos años los niños comíamos en casa de las matronas de la familia y los vecinos, los vecinos…

Ver la entrada original 274 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s