Este fusil

félix molina

Una guerra | Una obsesión del verano

Este fusil fue de un regular del tabor de Melilla, que lo disparó quince veces hasta su muerte bajo una encina de Cerro Muriano, que le grabó en la culata ‘Fulgencia López’ con una navaja cabritera que en las cachas también tenía grabada –no se sabe con qué, con la brasa de un cigarro quizá– ‘F. L.’, que la quería mucho y asta que esto acave solo te puedo querer por carta. Este fusil fue después de un miliciano, un zapatero muy bajito y sin sus gafas de Aranjuez que lo arrastró por Teruel, que hirió con él y le quitó un ojo de un balazo a un guardia civil de Ávila, que tuvo que matar a alguno de entre los siete falangistas ejecutados por un pelotón formado a toda prisa a las afueras de Palencia. Que lo dejó, confundido con una…

Ver la entrada original 524 palabras más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s